Qué hacer en caso de fuga de Gas L.P.

 

Te traemos las siguientes recomendaciones para evitar una fuga de Gas LP en tu hogar.

    1. Al percibir el olor típico del Gas L.P., ubique la fuga utilizando agua jabonosa.
    2. Llame a Central de Fuga al teléfono (55) 5553 2515,  De ser necesario contacte también a las autoridades competentes (Protección Civil, Bomberos, etc.).
    3. Cierre las válvulas o taponé las tuberías para evitar que siga saliendo el gas.
    4. Desconecte la energía eléctrica.
    5. Comunique a sus vecinos de lo ocurrido para que no generen ninguna llama o chispa que pueda generar un incendio.
    6. Evite que el gas entre a las partes más bajas de las construcciones, como sótanos, alcantarillas o cuartos cerrados, colocando trapos húmedos en las rendijas de las puertas y ventanas.
    7. Detenga o disminuya la fuga usando una manguera para hacer caer agua a modo de lluvia, esto ayuda a disipar el vapor de gas rápidamente.
    8. Bajo ninguna circunstancia permita el uso de cerillos, encendedores, cigarros, ni ningún otro artefacto que produzca llama o chispa y apague aquellos que en el momento se encuentren en funcionamiento.

    El Gas L. P. utilizado bajo control como combustible es el mejor servidor del ser humano, pero fuera de control, significa destrucción y daños sobre las personas y cosas que pudieran estar cerca de él en el momento de un incidente.

    Es por ello que todo cilindro portátil y estacionario están provistos de dos válvulas una de control y la otra de seguridad:

    La VÁLVULA DE CONTROL es un dispositivo mecánico para poder graduar o interrumpir el flujo de gas que se aplica a un aparato de consumo (ejemplo: estufa o calentador de agua).

    La VÁLVULA DE SEGURIDAD consiste en un mecanismo sencillo, formado por un tapón metálico presionado por un resorte que en conjunto “vigilan” una salida de emergencia, soportando que la presión no rebase de 28 Kg/cm2. Cuando por alguna causa la presión interior del tanque en el que está instalada la válvula sobrepasa el valor indicado el tapón metálico de la válvula, será empujado por el exceso de presión permitiéndole salir hasta que se reduzca a 28 Kg/cm2 o menos. De esa manera se impide que el tanque sea sometido a presiones mayores, que en un momento dado pusieran en peligro la resistencia de la lámina del tanque de gas.

Participe en la conversación

No será publicado.